martes, 14 de junio de 2022

¿CUAL ES LA PERSPECTIVA DE GESTIÓN Y LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA FILARIASIS LINFÁTICA/PODOCONIOSIS? - Linfedema Pediátrico y Primario - Linfedema Secundario - Mejor Tratamiento de Primera Línea - Terapia Descongestiva Completa (CDT)

 


La elefantiasis linfática (linfedema Grado III) se considera una de las principales enfermedades desatendidas y se encuentra predominantemente en zonas con malas condiciones sociales y una infraestructura y una cobertura sanitaria deficientes. Muchas personas afectadas en estas zonas reciben información incompleta sobre la enfermedad y su tratamiento, algunas veces alegando que los pacientes tienen un bajo nivel cultural y educativo. Para que las estrategias de control o eliminación de cualquier enfermedad tengan éxito, la población implicada debe, en primer lugar, estar concienciada e instruida adecuadamente por los profesionales sanitarios y los agentes de salud comunitarios sobre la enfermedad y su correcto tratamiento.

En lo que respecta a la filariasis linfática (esto es un Linfedema Secundario), los profesionales de la salud deben concienciar a las comunidades en cuanto prevención sobre el buen uso, el beneficio e incluso las posibles reacciones adversas de la medicación, y también deben ser educados sobre los beneficios de tratamiento de compresión en relación con el linfedema crónico. En las zonas endémicas, la concienciación popular sobre la clínica de la (FL) es a nivel general con respecto a sus formas crónicas (es decir, la hinchazón de los miembros y genitales), sin embargo, la mayoría de las personas no son conscientes o no han sido informadas del importante papel de la compresión diaria para prevenir el avance de la enfermedad. Una información y un tratamiento incompletos, no ayudarán a mejorar la situación actual ni a alcanzar el objetivo de eliminar la elefantiasis a nivel mundial.

Que los pacientes sean complacientes o no complacientes con respecto a los tratamientos, muchas veces va de la mano y está directamente relacionado con las opciones y los resultados de las terapias. Con referencia a las estrategias de gestión de bajo coste sin la inclusión de las necesarias prendas de compresión para la prevención y el tratamiento del grado de elefantiasis, poco o nada se puede esperar con respecto a la reducción y manteniento del volumen del edema. Sin prendas de compresión, las medidas higiénicas simples como el lavado de las extremidades no evitarán la progresión del edema, y según la ISL (Sociedad Internacional de Linfología) la elevación de las extremidades sólo es eficaz en linfedemas leves o iniciales. Asimismo, en cuanto la Podoconiosis, el uso de forma aislada de calzado sin prendas de compresión, no detendrá la progresión de la enfermedad en cuanto al consecuente linfedema establecido. 

Por otra parte, cabe suponer que la mayoría de los individuos afectados por el linfedema no pueden dedicar todas las horas del día a hacer ejercicio y a elevar las extremidades para retener la progresión del edema, pues también necesitan atender sus tareas y trabajos diarios, y esto sólo puede conseguirse utilizando prendas de compresión.  El uso diario de vendajes estándar no es práctico, ya que tienden a aflojarse y deslizarse cuando se realizan trabajos que requieren una actividad física continua, y además, los vendajes sucios también pueden ser una fuente importante de infecciones. Para la fase de mantenimiento del tratamiento del linfedema, las prendas de compresión son la intervención más importante. Las prendas de compresión son fáciles de usar y consiguen mejoras significativas en la mayoría de los pacientes sin causar muchas molestias. El valor beneficioso de la aplicación de medias de compresión en el tratamiento de la enfermedad venosa y linfática está respaldado por recomendaciones calificadas como evidencia de grado 1.

Los sistemas nacionales de salud deben contribuir con campañas educativas y estrategias para la distribución de fármacos para prevenir la filariasis, pero también deben aumentar la inversión económica para la cobertura de la atención clínica y las prendas de compresión para la disfunción linfática crónica, optimizando así las acciones y los recursos sanitarios a largo plazo. Sin una buena cobertura sanitaria, la frecuencia de personas que presentarán manifestaciones crónicas de la elefantiasis seguirá aumentando en todo el mundo.


REFERENCIAS - Los Textos están en Inglés - Traducir Online
(Pinche en los Textos para leer los artículos de investigación)

SOCIEDADES CIENTÍFICAS

DIAGNOSIS Y TRATAMIENTO
Artículos relacionados que le pueden interesar: 
(Pincha sobre el texto)






















INCIDENCIA Y PREVALENCIA 
DEL LINFEDEMA
 (pincha sobre el texto

















WHAT IS THE CURRENT MANAGEMENT PERSPECTIVE AND SITUATION OF LYMPHATIC FILARIASIS/PODOCONIOSIS? - Pediatric and Primary Lymphedema – Secondary Lymphedema – Best First Line Treatment – Complete Decongestive Therapy (CDT)

Lymphostatic elephantiasis (Stage III lymphedema) is considered to be one of the main neglected diseases worldwide, but is predominantly seen in areas with poor social conditions and deficient sanitary infrastructure and health care coverage. Many individuals affected in these areas receive incomplete information about the disease and its treatment, sometimes alleging that patients have low cultural and educational levels. For the control or elimination strategies regarding any given disease to be successful, the population involved firstly needs to be aware and correctly instructed by healthcare professionals and community health agents about the disease and its correct treatment.

Regarding lymphatic filariasis (this is Secondary lymphedema) communities need to be made aware by healthcare professionals regarding prevention, the good use, benefit, and even the potential adverse reactions of medication, and also need to be educated about the benefits of correct safe compression treatment regarding chronic lymphedema. In endemic areas, popular awareness of clinical LF is common with regard to its chronic forms (i.e. swelling of limbs and genitalia), however, most people are unaware or have not been informed of the important role of daily compression to prevent the advance of the disease. Incomplete information and treatment will not help to improve the present situation or achieve the goal of eliminating stage elephantiasis worldwide.

Patient compliance or non-compliance regarding treatment options, many times goes hand in hand and is directly related to treatment options and results. With reference to low-cost management strategies without the inclusion of the necessary compression garments for the prevention and treatment of stage elephantiasis, little or nothing can be expected with regard to the reduction and maintenance of edema volume. Without compression garments, simple hygiene measures such as the washing of limbs will not halt the edema progression, and limb elevation is only effective in early-stage lymphedema according to the ISL(International Society of Lymphology). Likewise, with regard to podoconiosis, the isolated use of footwear without compression garments will not halt the progression of the disease in terms of the consequently established lymphatic dysfunction. 

On the other hand, it should be assumed that the majority of individuals affected by lymphedema cannot devote all hours of the day to exercise and limb elevation to retain the progression of edema, for they also need to attend to their daily chores and jobs, and this can only be achieved by wearing compression garments. The daily use of standard bandages is not practical, for they tend to loosen and slip off when undertaking work that requires continuous physical activity, and likewise, soiled bandages can also be an important source of infection. For the maintenance phase of lymphedema management, compression is the most important intervention. Compression garments are easy to use and, achieve significant improvements in most patients without causing much discomfort. The beneficial value of applying compression stockings in the treatment of venous and lymphatic disease is supported by recommendations rated as Grade 1 evidence.

National health systems should contribute to educational campaigns and strategies for drug distribution to prevent filariasis, but also increase the economic investment for the coverage of clinical care and compression garments for established lymphatic disfunction. thus optimizing health-related actions and resources in the long run. Without improved health care coverage, the frequency of individuals exhibiting chronic manifestations of Stage elephantiasis will continue to increase worldwide.


REFERENCES

(Pinch on the texts to read the following Research Articles)

SCIENTIFIC SOCIETIES

DIAGNOSE AND TREATMENT









    • WHAT KIND OF DOCTOR TREATS LYMPHEDEMA/LYMPHOEDEMA - WHICH MEDICAL SPECIALITIES ARE RELATED TO LYMPHEDEMA












    LYMPHEDEMA INCIDENCE 
    AND PREVALENCE
    (click on the texts)