domingo, 20 de mayo de 2018

¿ES INCAPACITANTE Y DISCAPACITANTE EL LINFEDEMA? - RECONOCIMIENTO DE GRADO DE DISCAPACIDAD E INCAPACIDAD LABORAL POR LINFEDEMA - CAMPAÑA DE CONCIENCIACIÓN - TRABAJOS QUE PUEDEN AGRAVAR EL LINFEDEMA - ENFERMEDAD ORGÁNIC DE LOS VASOS LINFÁTICOS




Para entender las causas subyacentes y las implicaciones de la disfunción linfática (Linfedema) es necesario primero aclarar conceptos sobre qué es una Discapacidad Orgánica, Enfermedad Orgánica y una Discapacidad Física.



Discapacidad Orgánica se refiere a la pérdida de funcionalidad de un sistema corporal, incluidos los órganos internos o los procesos fisiológicos, ya sea congénita o adquirida. Enfermedad Orgánica se refiere a cualquier trastorno causado por una disfunción orgánica. Léa más sobre qué es una Discapacidad Orgánica AQUÍ.



Discapacidad Física se refiere a cualquier trastorno fisiológico o pérdida anatómica que afecte uno o más sistemas corporales y que limita sustancialmente el funcionamiento físico de una persona, que puede resultar de lesiones, enfermedades o afecciones congénitas diagnosticadas médicamente, que interfieren y tienen un efecto sustancial negativo y prolongado en la capacidad de una persona para realizar las Actividades de la Vida Diaria (AVDs).



El linfedema es una inflamación de extremidades o partes del cuerpo causado por una disfunción del sistema circulatorio linfático(Enfermedad Linfático-Vascular Orgánica). Suele deberse a consecuencias como cirugía en los ganglios linfáticos, cáncer, radioterapia, infecciones repetidas, edema genético y de nacimiento, insuficiencia venosa crónica, traumatismos, etc.



Está claro que ningún paciente ni su linfedema son iguales, como tampoco lo son su progresión. Algunos pacientes con linfedema en las extremidades pueden realizar con facilidad distintos grados de actividad física, mientras que otros sienten el esfuerzo y experimentan un aumento de la hinchazón con el mínimo esfuerzo.








La Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud también conocida como CIF, aporta un lenguaje común que permite describir el funcionamiento humano y la discapacidad, utilizando una visión universal de la discapacidad. Si abordamos el insuficiencia venosa linfática desde el punto de vista de la CIF, las limitaciones funcionales de las personas con disfunción linfática (es decir, la Enfermedad) y el reconocimiento de discapacidad, en el caso del linfedema crónico puede existir una discapacidad dual. Por un lado hay una DISCAPACIDAD ORGÁNICA PERMANENTE (es decir, la Función Corporal), por fallo en el sistema linfático, y por otro lado se puede desarrollar una DISCAPACIDAD FÍSICA (es decir, la Estructura Corporal), debido al déficit funcional producido por la consecuente inflamación y edema crónico progresivo. Las dificultades relacionadas al linfedema en cuanto al desarrollo de actividades (es decir, la Limitación de Actividad), son los problemas que se pueden experimentar al involucrarse en situaciones vitales (es decir, la Restricción de Participación), que conforman las consideraciones circunstanciales físicas, sociales y actitudinales (es decir, los Factores Ambientales y Personales). Lea más sobre los síntomas y complicaciones de la disfunción linfática AQUÍ.



En cuanto al edema, éste puede ser muy leve y apenas perceptible, o prominente con dificultad para usar la extremidad hinchada. Equipos de valoración evalúan las deficiencias y los impedimentos físicos de las personas, para evaluar los grados de discapacidad e incapacidad laboral. El linfedema es el resultado de una deficiencia permanente del funcionamiento del sistema vascular linfático (Enfermedad Vascular Orgánica), que puede producir limitaciones físicas y es un proceso potencialmente discapacitante e incapacitante.



Incluso después del tratamiento de reducción de volumen y el uso de prendas de compresión, la alteración linfática orgánica subyacente aún persiste, y cualquier trabajo que requiera un sobresfuerzo, puede contribuir a empeorar la condición. La disfunción linfática es una enfermedad crónica, y las personas que padecen linfedema pueden ser elegibles para el reconocimiento de discapacidad e incapacidad, cuando la patología les afecta a nivel personal, familiar, social o laboral.







El linfedema y la insuficiencia venosa crónica (IVC) tienen alguos síntomas que son similares a nivel clínico. La insuficiencia venosa y linfática ocurre cuando las venas y los capilares se bloquean o están dañadas y la linfa en el caso de linfedema, se acumula en las extremidades. El edema resultante, crónico y progresivo, puede hacer que el caminar para las piernas y movimientos para los brazos, sean difíciles para realizar algunos trabajos o tareas cotidianas.



Lymphedem también puede causar disfunción de las articulaciones en las extremidades, y dependiendo de las partes del cuerpo afectadas, hace que sea difícil moverse, caminar o utilizar las manos de manera efectiva. Las recomendaciones médicas con referencia a linfedema e IVC son esenciales, ya que éstas son para prevenir el agravamiento de la enfermedad y pueden representar en sí mismas, causas y factores que acreditan la existencia de una discapacidad e incapacidad laboral.





El linfedema puede condicionar el llevar a cabo actividades de la vida diaria (AVD) y trabajos como: coger pesos, realizar sobresfuerzos, hacer tareas que obliguen a mantener codos o rodillas flexionadas, sedentación o bipedestación prolongadas, etc. Con referencia a la incapacidad laboral, hay casos donde el linfedema puede condicionar negativamente y, no permitir una vida laboral activa en las mismas condiciones que una persona sana, o que no tienen discapacidad. Lea más sobre abordaje de la discapacidad y limitaciones funcionales en el Linfedema AQUÍ.



En cuanto a la evaluación de la CFR (Capacidad Funcional Residual) si el linfedema afecta las piernas, puede restringir los tipos de trabajo que implican permanecer de pie o sentados durante largos períodos de tiempo, caminar, coger pesos, arrodillarse o permanecer en una posición durante ciertos períodos de tiempo. Si el linfedema afecta los brazos, la evaluación CFR puede limitar el tipo de trabajo que implica coger pesos, escribir o teclear, empujar, agarrar o cualquier otra tarea que requiera movimientos precisos de brazos o manos. Temperaturas extremas deben evitarse para todos los linfedemas.








Con referencia a los Dispositivos Ortóticos y discapacidad, hay personas que dependen de dispositivos de apoyo para poder realizar sus actividades y participar activa y productivamente en la comunidad. Un Dispositivo Ortoprotésico es una tecnología adaptada y especialmente diseñada para apoyar, mantener o reemplazar una parte del cuerpo o una función corporal deficiente. Las deficiencias de las funciones corporales, como en el Linfedema (Enfermedad Linfático-Vascular Orgánica), requieren el uso permanente de Órtesis de Compresión para funcionar (deambular o realizar diversas tareas), y esto debe tenerse en cuenta en el reconocimiento médico utilizado para la solicitud y reconocimiento de discapacidad o incapacidad laboral de la Seguridad Social. Asimismo, cuando la discapacidad de la persona progresa y se agrava al no utilizar un Dispositivo Ortótico, esto también debe formar parte del informe.



Las Prendas de Compresión para la disfunción linfática en extremidades superiores e inferiores son una necesidad médica. Es fundamental tener en cuenta el importante papel que desempeñan los Dispositivos Ortóticos en el control y la prevención de complicaciones asociadas de la disfunción linfática. Su función es ayudar a controlar la gravedad de la sobrecarga por estasis, las complicaciones dérmicas, las deformidad de la extremidad (desfiguración), el dolor, la disminución de la sensibilidad periférica, la comorbilidad relacionada con la hinchazón y, por lo tanto, un medio necesario para ayudar a realizar las Actividades de la Vida Diaria (AVD).



Cuando el linfedema está presente en las extremidades de los miembros (manos, dedos, pies, dedos de los pies), se añade un guante o puntera a las prendas de compresión. Sin un guante, la mano y los dedos pueden hincharse, lo que reduce la independencia y la pérdida de destreza. Asimismo, si no se colocan las punteras de los dedos de los pies, los dedos pueden hincharse más y puede producirse rotura de la piel y, una mayor pérdida de movilidad de los dedos y los pies. En algunos casos, también puede ser necesario el uso de Calzado Ortopédico.



Hay personas que, aunque necesiten el uso permanente de dispositivos ortopédicos, tienen dificultades con el dispositivo puesto o no pueden utilizarlo, el profesional médico debe documentar las razones médicas de ello. Las cuestiones relacionadas con las limitaciones a la hora de utilizar un Dispositivo Ortótico, como el calor, la sudoración, las molestias al sentarse, arrodillarse o las derivadas del uso permanente a lo largo del día, deben tenerse en cuenta a la hora de reconocer la discapacidad o incapacidad laboral.



Puede haber restricciones en ocupaciones específicas debido al uso de prendas de compresión, y las personas pueden verse perjudicadas en términos de rendimiento laboral y su carrera profesional. Los Dispositivos Ortóticos pueden causar dificultades en trabajos de precisión con las manos y los dedos de la extremidad afectada, e igualmente ciertas restricciones en cuanto las extremidades inferiores. También puede haber desventajas o discriminación para acceder a ciertos puestos de trabajos debido al dispositivo ortoprotésico visible. El uso permanente de Órtesis de Compresión puede condicionar negativamente y no permitir una vida laboral activa en las mismas condiciones que una persona sana o sin discapacidad. Lea más sobre los Dispositivos Ortésicos en el marco de la discapacidad e incapacidad AQUÍ.









Si el sistema de seguridad social de un país no enumera o incluye las deficiencias relacionadas con el sistema linfático, es posible que una persona que solicite una discapacidad o incapacidad laboral por linfedema, tenga que basar que sus síntomas son médicamente equivalentes o similares a los de otras deficiencias, como puede ser la insuficiencia venosa crónica, la disfunción articular, las deficiencias del sistema musculoesquelético, etc.



A nival laboral, los pacientes deben demostrar que ya no pueden trabajar a un grado que la Seguridad Social lo considere sustancial, y esto se puede conseguir aportando informes médicos y sus historiales laborales profesionales. Si la información demuestra que ya no pueden realizar ninguno de sus trabajos anteriores, ni ningún otro tipo de trabajo debido a los efectos del linfedema, es posible que se les apruebe la incapacidad laboral.



El historial médico debe ser suficientemente específico, indicando por qué el facultativo considera que el paciente está incapacitado y no puede trabajar. Debe indicar la afección o afecciones diagnosticadas, el pronóstico, las deficiencias funcionales físicas que pueda tener, como las limitaciones posturales y ambulatorias (caminar, agacharse o permanecer de pie/sentado durante periodos prolongados) y, la necesidad del uso permanente de orthosis de compresión. En muchas solicitudes de incapacidad laboral, también puede incluir los resultados de un informe emitido por un médico que examine al solicitante a petición de la administración de la seguridad social.



A veces, para el proceso de reconocimiento y evaluación de discapacidad e incapacidad laboral, es necesario recurrir a un abogado con experiencia especializados para asesorarse o llevar el procedimiento de la tramitación de discapacidad o incapacidad laboral, que sabe cómo enfocar los síntomas y deficiencias debido al linfedema. En ocasiones, el proceso para el reconocimiento de la incapacidad laboral o discapacidad es largo y tedioso, y puede venir denegado o no reconocido la primera vez. Los pacientes deben insistir para el justo y equitativo reconocimiento de sus posibles limitaciones personales, sociales y laborales.







AVISO IMPORTANTE 

El Linfedema es una enfermedad crónica y progresiva debido a una disfunción linfática (Enfermedad Linfático-Vascular Orgánica). El tratamiento clínico del linfedema no es ni un tratamiento cosmético ni estético. El tratamiento del linfedema es para controlar su avance y aliviar los síntomas relacionados con la disfunción del sistema circulatorio linfático. 


Para prevenir y evitar problemas graves asociados al tratamiento, como el posible desplazamiento del edema a zonas previamente no afectadas cuando se aplica la terapia de compresión para la reducción del volumen, los pacientes deben recurrir a terapeutas altamente especializados con experiencia. 


La cualificación profesional y la instrucción impartida a distancia en línea no son lo mismo que la instrucción práctica en directo en la formación clínica y la certificación de los terapeutas del linfedema, similar a todos los demás programas de formación en rehabilitación, medicina y cirugía, y especialmente para desarrollar las habilidades manuales necesarias para tratar una enfermedad tan compleja como el linfedema.


Los pacientes deben igualmente tener un especial cuidado a la hora de elegir un Centro Multidisciplinar de Referencia de Linfedema, ya que no todos los países o centros de referencia proporcionan las mismas opciones de tratamiento. La mejor elección es un centro de referencia que aplica la Terapia Descongestiva Compleja (TDC), que está reconocida como el tratamiento Estándar de Excelencia para el linfedema.

  • Lea más sobre cual es la mejor opción de tratamiento para Linfedema AQUÍ.
  • Lea sobre cuales son las principales funciones del Drenaje Linfático Manual AQUÍ.
  • Lea sobre cuales son las importantes diferencias entre los dos principales protocolos de tratamiento para Linfedema AQUÍ. 
  • Lea sobre cuales son las estrategias para la aplicación de tratamientos de bajo coste para el linfedema AQUÍ 

REFERENCIAS

(Pincha sobre los textos para leér los artículos científicos)

SOCIEDADES CIENTÍFICAS

FISIOPATOLOGÍA

COMPLICACIONES CUTÁNEAS
COMPLICACIONES INFECCIOSAS
CELULITIS / DERMATOLINFANGIOADENITIS
TUMORES

TRATAMIENTO

PRENDAS DE COMPRESIÓN

DISCAPACIDAD

DISFIGURACIÓN

IMPACTO PSYCHOSOCIAL

LINFEDEMA PEDIÁTRICO

FILARIASIS / PODOCONIOSIS LINFÁTICA


























 PINCHA SOBRE TEXTO 
PARA VER INFORMACIÓN SOBRE 
INCIDENCIA Y PREVALENCIA 
DEL LINFEDEMA
























Print this post